El 68 por ciento de los padres de familia observa que sus hijos no están disfrutando las clases a distancia implementadas por la SEP. 

Así lo registra una encuesta nacional telefónica a 500 padres de familia con hijos estudiando primaria y/o secundaria en escuela pública elaborada del 17 al 27 de octubre.

Los padres de familia se encuentran divididos respecto a la decisión de implementar clases a distancia a raíz de la pandemia del coronavirus. El 49 por ciento califica como acertadas las clases por televisión, frente al 45 por ciento que las reprueba.

De igual forma, el 48 por ciento considera que la calidad de dichas clases es buena, mientras que el resto piensa que éstas son malas o regulares.

Ocho de cada 10 padres de familia opinan que las clases a distancia son menos efectivas que las presenciales y la mayoría se encargan de resolver las dudas de sus hijos.

Así, el 73 por ciento dice haberse visto afectado en su actividad diaria por esta modalidad de estudios, ya que 7 de cada 10 indican que sus hijos toman las clases acompañados por un adulto.

Los encuestados se dividen respecto al impacto económico de las clases a distancia. El 44 por ciento dice estar gastando menos, pero el 42 por ciento ha incurrido en mayores gastos.

También han notado repercusiones en sus hijos a raíz del encierro, siendo el enojo, la ansiedad y la tristeza los principales síntomas.

¿CÓMO SE HIZO ESTA ENCUESTA?

Encuesta nacional telefónica realizada del 17 al 27 de octubre a 500 padres de familia cuyos hijos estudian primaria y/o secundaria en escuelas públicas. Margen de error: +/-4.4%. Nivel de confianza: 95%. Tasa de rechazo: 52%. El 52% de las entrevistas se realizó a teléfonos fijos y el 48% a celulares. Copatrocinio: Iniciativa de Educación con Equidad y Calidad del TEC de Monterrey y REFORMA. Realización: REFORMA.