Siempre que Apple lanza un nuevo iPhone aparecen encuestas propias en las que destacan el dato de satisfacción de los nuevos compradores. Esas cifras, además, no dejan lugar a dudas y suelen situarse por encima del 90%, llegando en ocasiones a hacerlo más allá del 95%. ¿Eso significa que siempre están contentos los nuevos clientes de los de Cupertino?

No podemos obviar que una buena cantidad de esos nuevos compradores de sus iPhone son ya clientes fidelizados que vienen de otras generaciones de su smartphone, por lo que tienen mucho ganado en lo que a satisfacción con el producto se refiere. Pero hay ocasiones en las que podrían pinchar en hueso los de Tim Cook, cosa que parece haber ocurrido en esta ocasión, si nos fiamos de los datos que nos llegan desde una empresa ajena a los norteamericanos.

Más de dos tercios no están contentos

Ha sido la empresa SellCell la encargada de tomar la temperatura al mercado apenas dos semanas después de ponerse a la venta los nuevos iPhone 13, y se ha encontrado con algo que podríamos identificar como un «rechazo» mayoritario a los nuevos terminales. Ni más ni menos que el 64% afirmó «no estar entusiasmado» con los nuevos iPhone 13, seguido de un 14,4 que sí lo estaba y un 21,5 que se consideraba como «moderadamente» contento con esta nueva generación. En total, 20 puntos menos respecto de la misma encuesta del año pasado con motivo del lanzamiento de los iPhone 12.

Paralelamente a ese dato, que resulta sorprendente, SellCell también preguntó si el usuario caería en la tentación de hacerse con estos nuevos modelos, a los que un 23,2% que ya tienen en su poder un iPhone de una generación anterior afirmaron que sí. Ahora bien, ¿sabéis cuál es la razón de que muchos optaran por no actualizar sus terminales? La ausencia de TouchID, es decir, de sensor biométrico para huellas dactilares.

Tanto es así que por culpa de esta ausencia, el 29,3 de momento no van a dar el paso de adquirir un nuevo iPhone por lo que se van a esperar, y solo el 19,5 ofreció como razón el hecho de que, en su opinión, los nuevos iPhone 13 no tienen los suficientes cambios significativos como para justificar una compra de estas características. Veremos de todas formas cómo evoluciona la percepción de los usuarios pero es evidente que a día de hoy, muchos de los que ya tienen en sus manos un smartphone de Apple, no ven justificado el cambio. Total, iOS 15 es iOS 15 en un iPhone 7 o en un iPhone 12. ¿No os parece?

Fuente: elpais.com